La planificación del community manager para trasmitir autenticidad

En la era de la comunicación, la globalización y la conectividad, puede parecer que cualquier persona es capaz de generar contenido y trasladarlo a terceras personas. Sin embargo, cuando hablamos de marcas y de tratar de trasmitir al consumidor no solo su producto, sino también su filosofía, su estilo de vida y su forma de afrontar la vida y el mercado, se revela que detrás de esa comunicación hay mucho, mucho trabajo. Y ahí es cuando aparece la figura del community manager.

Porque un community manager no solo desplaza información de un punto a otro. Su cometido es mucho mayor y mucho más concienzudo. Debe saber trasmitir los valores de una marca a una comunidad, saber trasladarle aquello en lo que cree y lo que trabaja de una forma auténtica y verdadera. Porque el consumidor es muy inteligente, sabe lo que quiere y lo que no. Y precisamente lo que valora es esa autenticidad, no que ‘le vendan la moto’.

Por eso, la profesionalidad del community manager es tan necesaria. Aún más, es tan imprescindible. Porque de su forma de ver la comunicación, de entenderla, de su esfuerzo y de trasmitir la información, además de saber generar ‘feedback’ depende en gran medida el éxito de esa comunicación bidireccional.

Para conseguirlo, es fundamental una planificación detallada:

  • En primer lugar, saber a través de qué canales comunicarse con su público, dependiendo de aquel al que se dirija: edad, sexo, ubicación, producto, etc. A partir de ahí, se podrá hacer un ‘planning’ de creación y gestión de contenidos, siempre consensuada con la filosofía de la marca y lo que se quiera trasmitir. Es ahí cuando entra en juego el trabajo diario y la constante relación con la marca.
  • La comunicación con la comunidad. No solo se trata de trasmitir una información, unos datos, una frase, una foto… Es fundamental una comunicación en la que haya dos direcciones: ida y vuelta. Establecer diálogos, crear audiencias, estar siempre atentos a lo que esta necesita… en definitiva: humanizar la marca, valorizarla, hacer ver todo lo que tiene que ofrecer. Ese es uno de los principales objetivos del community manager.
  • La estrategia de marketing digital a seguir también será imprescindible. No se puede trasmitir sin una estrategia concreta. Porque detrás de cada post o blog, de cada vídeo, foto o ‘story’ hay una evaluación previa sobre lo que queremos contar y trasmitir. Nada debe hacerse al azar porque contamos con que los consumidores y seguidores de nuestra marca esperan de nosotros profesionalidad y verdad. ¿No creéis?
  • La analítica de los resultados también debemos tenerla en cuenta. No solo cómo va creciendo la comunidad, sino también las interacciones de ella con la marca, el tráfico que se genera, lo que se dice de ella. Porque será imprescindible también para poder atajar cualquier problema o crisis que se pueda generar

Solo con esta planificación previa tendremos la seguridad de que nuestra comunidad sabrá que estamos trasmitiendo lo que espera de nosotros.

¿Qué pensáis? ¿Creéis que falta algo? ¡Contadnos! ;)

#AgenciaChrisAparicio