PIOE – Coaching y Social Media

uceda

“-Hola, soy Social Media Manager.

-Hola, soy coach.”

Hace unos años sería impensable una conversación así. Ahora, sólo sería inadecuada y a todas luces poco exitosa para prácticamente cualquier objetivo que ambas nos hubiéramos propuesto, salvo el de marcharnos rápido. Y desde que la conocemos, no queremos marcharnos rápido nunca.

@chris_aparicio_ nos pidió un “escribe lo que quieras”, así que nos gustaría aprovechar el espacio que nos cede en su sala de estar para hablar de cómo coaching y doscerolandia pueden ser amigas y residentes en Jaén.

7-9-2014 19.9.55 1

Hay un peligro en banalizar herramientas útiles y convertirlas en moda que afecta en mayor o menor grado a ambas actividades. Un martillo y es un martillo y está bien para clavar clavos, en ocasiones puntuales podríamos usarlo como partidor de almendras, pero está claro que no pensaríamos que es un buen foco de luz. Dejamos a Chris defender su profesión, que lo hace muy bien y nos centraremos en una de las herramientas que usamos en PIOE y para lo que nos formamos: el coaching. El coaching es un proceso de acompañamiento.  No es autoayuda, ni frases célebres en amaneceres radiantes. Y para frases, estudiar Filosofía da para tener un buen puñado de ellas. Pero no lo usamos en su momento para ligar los jueves universitarios y no nos parece propio hacerlo como profesionales del coaching.

Trabajar con alguien en aclarar cuáles son sus objetivos, con qué recursos cuenta, qué limites se auto-impone o qué razones tiene verdaderamente para no abandonar a las primeras de cambio es un proceso complicado, que exige abrir las orejas y cerrar la boca más de una vez, pero no se limita a un “si lo quieres puedes” o  a un “todo está en tu interior”.  Este análisis guiado resulta de ayuda en los primeros pasos de descubrir y gestionar eso que se llama Marca Personal, reputación, huella o como queramos llamarlo. No crear,  sino ser consciente de ella y como puede ser en el caso de las marcas (de empresa).  Descubrir si eres aspirina, vitamina o cascarón de huevo, tus características claves que pueden ser de utilidad a alguien, tus fortalezas, tus tareas claves, tus aliados, tus principios y tus valores, tus miedos y tu mochila de excusas para no cambiar… Una vez aclarado qué quiero, con qué cuento y qué me hace diferente y útil para alguien, podemos empezar a trabajar nuestra visibilidad. Como dice claramente Alberto Pérez Ortega @marcapersonal, “la marca va de adentro hacia afuera, no al revés”. Y ahí es el momento de retirarnos y dejar paso a expertas como Chris, profesionales de la estrategia de visibilización y comunicación en la Red. Pero nos retiramos sólo un paso atrás, lo mismo que si en el camino alguien descubre que necesita mejorar su inglés escrito. Volveremos a vernos seguramente, ya que aunque el plan que le proponga sea estupendo, le obligará a hacer algo, y  no sólo pagar. Y de nuevo estaremos allí, acompañando en ese proceso de cambio, de probar y hacer cosas que asustan por novedosas, porque están cerca de lo que consideramos nuestro límite, porque sin reto no hay premio

.

Rosa & Josep de PIOE

http://www.pioe.es/